Blogia
. . .

El sueño de Burroughs

El sueño de Burroughs
El viejo William parece cansado. Se levanta por la mañana, se mira al espejo y estudia su imagen. Sabe que no debe creer en lo que ven sus ojos, pero desconfía de su propia desconfianza. Dice:
- Imagina una mesa de juego con sólo dos jugadores. Se hacen apuestan muy fuertes. El todo por el todo y más. Finalmente uno de ellos (el más joven) se levanta llorando. El otro le ha ganado su juventud, lo ha convertido en esclavo absoluto…
El reflejo del espejo no contesta. Entonces él insiste:
- No creo que el silencio sea un instrumento de terror. El silencio, en todo caso, sólo asusta a la gente que habla compulsivamente.
Entonces el reflejo se ríe. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

paula -

y què lindisimo esto. volvere y verè millones

gonzalo -

qué paja tu blog, ese texto lo hiciste tú? está muy bueno, a mí también me gusta mucho el viejo bill lee.
suerte.

pierre -

q buen blog

nadie -

Nielsen, he perdido tu nuevo mail.
El día 6 de enero te hago una visita, andá preparando el ceviche.

Gusnielsen -

¿De qué se ríe el viejo?

burma -

Cuando se desnuda el silencio..

échate a temblar

Ella y su orgía -

El silencio: liberación o condena, todo depende de quien se mire en él.

Abrazo orgiástico.

carlos -

estos son post para guardar en el cajón y desempolvar cuando llame la editorial para publicar tus memorias.

por fin el post de Burroughs, lo estaba esperando anhelante... y sin hacerme viejo!!!

*

maray -

la juventud no se gana nunca. La juventud se pierde siempre. Como boleto de la loto.

la sombrilla insolada -

Bien. Ahora cada vez que se hable del señor Borroughs en clase no podré más que pensar en espejos.

Pero mira, eso al fín y al cabo, no es tan malo.

Nuala -

Que espejo más cabrón. En vez de preguntarle por qué le asusta el silencio, se ríe de él.

Pero claro, los espejos no suelen ser compasivos. Te dicen lo que hay. En este caso, un viejo yonqui que habla con su imagen en el espejo. Para romper el silencio. Para olvidar que está solo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres