Blogia
. . .

Supongamos por un momento que odias a los McDonalds.
Supongamos que nunca te has tragado su ambiente falsamente alegre y familiar, supongamos que estás convencido que Ronald McDonald es un psicopata pederasta y supongamos también que sólo el olor de sus hamburguesas de mierda te hace vomitar.
Supongamos.
Y ahora supongamos, por ejemplo, que estás esperando a alguien a la salida del metro de Krasnopreneskaya (Moscú) y no hablas ni entiendes ni una sola palabra de ruso. Y tu colega se retrasa... media hora… y una hora… y dos…
Entonces supongamos que vuelves a coger el metro porque te has cansado de esperar y no llevas mucho dinero. Te has dejado la cartera (junto con la documentación, por cierto) en la habitación del Hotel. Pues eso…que coges el metro... pero... te equivocas de línea... y te pierdes. Sales en una estación pero no es la tuya. Arbatskaya. Se escribe parecido, pero no es. No parece ni siquiera el mismo barrio. Quien sabe… con todas esas letras raras y kas y erres al revés… ¿Arkragankaja? Tenías que haberlo apuntado mejor. Preguntas, pero nadie te comprende. Tu inglés es pobre, pero tu pronunciación rusa debe ser aún peor. Patético. Preguntas a otro. ¿Arbrashankayja? Tampoco. Se hace tarde. Está nevando. Un yonki te sigue. No le quita ojo a tus zapatillas deportivas. Te dice algo. Tu sigues andando. No puedes estar muy lejos. Hace frio. Cruzas un par de calles. Se hace de noche. Hace MUCHO frío. Sigues andando. De pronto ya no hay gente por la calle.
Estás perdido. Sin dinero, sin voz, sin identidad. Vuelves atras. Todas las calles son iguales. Estás solo. Si desaparecieras ¿quien te echaría de menos? Perdido. Perdido es poco. Habría que inventar otra palabra. Buscas a un policía, aunque en el Hotel te hayan advertido: “Si tiene algún problema NO vaya a la policía”. Pero aún así…ni un policía. Ni un alma. Ni un perro en la calle. Estás solo. Oyes pasos, pero no ves a nadie. ¿Miedo? No. Terror... Terror ontológico.
Y de pronto…
Supongamos que ves el logotipo del McDonalds. Dorado, luminoso, resplandeciente. Y el vigilante de seguridad te abre la puerta. Y entras. Y adentro hace calorcito. Y pides un Big Mac y te ENTIENDEN y te lo ponen y te alcanza el dinero y te lo comes... y te gusta. Y te gusta MUCHO.
Y de pronto te das cuenta que estás llorando.

.
.


Apadrina a Nadie.
¡Vota aquí!



convocado por:
20minutos.es


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

vireta -

impresionante ilustracion!!! la q mas me ha gustado por ahora... y me gustan todas!!

Eride -

Pues yo creo que McDonald's debería reservarse el derecho de admisión y echar a patadas a cierta clase de chaqueteros ateridos venidos a menos. Hala.

Gordi McFiel y Rencorosos Unidos Jamás Serán Vencidos.

son -

XD, yo sólo tenía 2E necesitaba comer.Mientras me comía esa asquerosa hamburguesa pensaba que a veces es mejor pasar hambre...

La vengadora insomne -

GE-NI-AL.

monica -

...y aparece ronald mcdonald, te da una colleja y te dice: "¡imbécil!"

maray -

No precisé me testar y a mis convicciones en Rusia. Fue quando mis hijos me miraron con aquel ojo de "mamá querida, podemos...?" que todo se fue por agua abajo. Entre num MacDonalds. Pero no comi nada! Solamente me quedé ali, mirando a mi prole se envenenar de felicidad y gordura.

kaperuzita -

02.00 a.m.

nadie -

¿a que hora?

kaperuzita -

vale, le espero el día 10 en el karaoke de Augusto Figueroa esquina Fuencarral.

nadie -

Un dia de estos deberíamos irnos a un karaoke.
Aunque io no canto. Solo le sostengo el cubata.

kaperuzita -

Non ti accorgi quando piango,
quando sono triste e stanca
tuuuuuuuuuuu pensi solo per te........

Joder, no me hable hoy de hamburguesas, ande.

Nuala -

Mis ex pertenecen a mi pasado, y son PLUS QUAM PERFECTOS.

No. En realidad tú equivalía a nadie. Elegía. Si tengo que elegir entre un ex y nadie, prefiero a nadie. ;)

nadie -

¿Nuala contra sus Ex?
Cada uno tiene los fantasmas que se merece... (es una broma, no te cabrees).

Nuala -

Impresionante este post, Nadie.

Hay momentos muy puntuales en la vida en que nos sentimos completamente perdidos y solos. En esos casos una hamburguesa, una taza de té, un orgasmo se convierten en un salvavidas, tu tabla de náufrago.

Ese algo que te hace sentir bien y encontrarte, te arrancará de lo más hondo de tu ser unas lágrimas incontenibles, lágrimas de puro agradecimiento. Porque en ese momento eres consciente de todo el horror que acabas de dejar atrás. Eres consciente de haber paseado al borde de un abismo.

La sensación de bienestar es la que nos da la medida del malestar que nos aquejaba.

No todos los días te salvan y te salvas. La cosa más tonta.

............................

Que conste que al abrir esto lo primero que leí fue "Ex versus Tu". Tú claro.

nadie -

Eso es porque unos los hago con el hemisferio derecho del cerebro, y los otros con la punta del...
No.
En serio. Si los textos o los dibujos dijeran lo mismo, uno de los dos sobraría. ¿No?

anónimo -

Nadie. ¿Me parece a mi o sus dibujos nunca tienen nada que ver con sus textos?

el che -

Aunque no te gusten las moralejas, yo aqui veo una muy clara, Nadiesito:
NUNCA DIGAS DE ESTA MIERDA NO HE DE COMER.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres