Blogia
. . .

Debido al frenético ritmo de la vida moderna y tal vez también a la creciente relajación de las sanas costumbres de la familia tradicional, tengo que reconocer que en casa llevamos casi una semana sin fregar los cacharros de la cocina.
Esto no tiene nada de particular porque suele pasar y cuando no hay mas remedio, pues se friega y ya está, pero esta vez sucedió algo mas... Esta mañana, buscando la taza menos sucia para ponerme un café, metí la mano en el fregadero y encontré... ¡Hormigas!
Ya sé que no es para tanto encontrar hormigas en al basura, pero... ¡Yo vivo en el piso 16!
A 2,80 metros por piso, y suponiendo que esas hormigas viviesen al ras del piso y no mas abajo, ¡Cada uno de esos bichos había escalado 44 metros con 80 centímetros! Considerando que ninguna hormiga mide mas de 1 mm de altura, llegar hasta mi piso para ellas supuso... ¡20 veces mas esfuerzo que para un humano medio escalar el Everest!
Me imagino a las pobres hormiguitas despidiéndose en el hormiguero, pasando la primera noche tal vez en la cornisa del piso 5 o 6. Algunas muriendo de frío o de sed. Otras abandonando y volviendo atrás. ¿Y a quién se le habrá ocurrido la idea de subir? ¿A un especie de Cristobal Colon de las hormigas?
- Estoy seguro. La tierra tiene 3 dimensiones. ¡Debemos ir hacia arriba!
- ¡Estás loco! ¡Hacia arriba no hay nada! ¡Sólo pájaros gigantes que te devorarán vivo!
Y las que llegaron con vida a mi piso... ¿Se quedarán aquí a vivir creando una nueva colonia? ¿O intentarán volver al hormiguero original para convencer a las otras de que han encontrado la tierra prometida? Y si es así... ¿Me invadirán miles de millones de nuevas hormigas?
¿Que debo hacer? ¿Matarlas interfiriendo así tal vez el orden cósmico establecido? ¿O dejarlas vivir para no interrumpir el devenir lógico de esta raza?

Tal vez debería mudarme a un piso mas alto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

21 comentarios

Ella y su orgía -

Jaja, me encanta el plan: antes un piso más arriba que enseñarle a un plato el estropajo.
Un beso.

nadie -

Ahora entiendo todo. Gracias Nil.

Nil -

Hormigas voladoras?

nadie -

Querido voyeur:
No creas que no le he intentado, yo nunca opto por la violencia si no es en último caso. He intentado comunicarme con ellas en su propio idioma:
- Pir fivir, quiridis hirmiguitis, estais invidiendi mi higuir, hicid il fivir di bisquir itri sitii, Qui iquí ni hay siti piri tidis.
Pero nada. Que no nos entendemos.

uno que mira -

Yo te sugiero que hables con ellas. En estos casos la diplomacia es la mejor de las soluciones.

Eride -

Fregar los platos descartado, ¿no?
Múdate al primero. En el campamento base solo estará una hormiga y te puede prestar algún crucigrama.

Nepomuk -

Verás...en realidad son las hijas de las del piso 15, que eran las hijas de las del piso 14, que eran las hijas de las del piso 13, que eran las hijas de las del piso 12..etc.

16 generaciones de hormigas pensando que están recorriendo el mundo. Qué triste...dales un poco de Repostería Martínez de mi parte.

Una Hormiga -

- I / · < ( !·6¬“”´‚

elprincipito -

Es verdad que miden 1 milimetro de alto, pero miden 5 de largo, asique la distancia es 5 veces + corta. Y además tienen 3 pares de patas y no pesan una mierda, asique sin ser alarmista... serás invadido.
O las exterminas tú o date por desollado.

milagritos -

Si no puedes acabar con ellas únete a ellas. Pobrecitas. Que daño te han hecho?

nadie -

¿Que hago entonces? ¿Me mudo al ático o me cambio de ciudad?

saravá -

No quiero deprimirte pero probablemente tus hormiguitas llevan generaciones en el piso de abajo, y este año, por explorar, han subido uno más. Y te aseguro que acabar con ellas es imposible...

nadie -

Pero fuera de casa, que así no hay que fregar.

nadie -

Por supuesto, al lobo también.
Ya sabía yo que terminariais siendo intimos.

Kaperuzita -

y al lobo? no le invita?

nadie -

Kaperuzita, se nota que tiene olfato para los negocios.
Y lo de la cena está hecho. Pa usted y su abuelita.

Kaperuzita -

Yo de ud las recolectaba con amor, las metía en una Taurus y las freía con aceite de oliva
Luego se las vende a los colombianos o a los chinos y se hace de oro
Y siendo ya de oro nos invita a todos a una cena estupenda por darle ideas gratis
Por cierto, gracias por firmar en mi página nueva

nadie -

Si subieron en el ascensor sigue teniendo su mérito. ¿Como pulsaron el botón? ¿Como mantuvieron la puerta abierta para salir todas? No sé...
De momento me quedo con la teoría de Wilbur.

monica -

Qué pasa, que en tu edificio no hay ascensor? No subestimes la inteligencia de una hormiga.

elprincipito -

No quiero ni imaginar como debía oler tu cocina para que las hormigas se decidieran a emprender semejante travesía.

wilbur mercer -

Sabido es que por su particular sentido de la orientación, lo que para nosotros es Arriba, para las hormigas es el Oeste, así que no sienten que están escalando y no se cansan. Eso sí, por eso mismo pocas veces verás a una hormiga caminar hacia el Este, porque se marean por la altura.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres