Blogia
. . .

Tropiezo

Tropiezo

Tropezaron al doblar una esquina y se paró el mundo.
No sólo chocaron. Se fusionaron. Se traspasaron. Se fundieron.
Durante un instante eterno, sus pieles, sus músculos, sus huesos, sus tripas, sus sexos, y todos los fluidos de sus cuerpos se mezclaron en un coctel cósmico.
El supo al instante que ella le había robado el corazón.
Un rato después, comprobó también que le faltaba la billetera.


(basado en hechos reales)


. . .

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

la sombrilla insolada -

Y también se le ponían los pelos rubios y le salían más venas de las humanamente permitidas?

carlos -

lo de la fusión es como los de dragonball...

pero en gonito.

*

mocosa -

pues hizo de puta madre!
por lo menos la chica sacó algo en claro, tal como están los tiempos agárrate a lo práctico
firmado: mi yo esceptico y enfadao

Nuala -

jajajajajajajja nadie

aiyana -

Nuala, sigo opinando que cuando te roban el corazón te ponen la venda... tambien está la opcion de entregar el corazón a quien quieras... pero cuando te lo roban te ponen la venda precisamente para que no veas que te lo estan robando

nadie -

Si hubo magia.
De hecho desaparecieron cosas.

la sombrilla insolada -

¡Menudo choque!

No sé, pese a ese súbito final, supongo que por un momento hubo algo de magia...

Nuala -

También se puede querer con los ojos abiertos, aiyana. En vez de que te roben el corazón, eliges entregarlo tú a quien quieres. :)

aiyana -

Es lo que tiene que te roben el corazón que va con venda en los ojos incluida... es un paquete unico y no se puede separar.
Oferta unica por el mismo precio siempre siempre te roban el corazón y te colocan una vendan en los ojos.

Nuala -

Puro romanguicismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres