Blogia
. . .

Los otros

Los otros

A veces pienso que cada persona es un país y que en las relaciones con ellas sólo cabe la posibilidad de ser extranjero o (si hay suerte) turista.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

beatrice -

a mí siempre el odio a los estados nación, sus límites y banderas...por eso no me atrevo ni a seguir con la metáfora...[de ahí nadie...de ahí micronesia...ufff]

hans k -

hum... para un apátrida como yo esto resulta un poco alienante.

carlos -

está da para mucho... la reflexión digo, ... y los traductores serían los psiquiatras...

*

Deyector -

De hecho, la vida empieza declarándose república independiente (o satélite)

luis -

A veces incluso somos extranjeros de nosotros mismos y ni siquiera conocemos la tierra que pisamos. ¿Cómo nos van a conocer los demás?. En cualquier caso, es mejor ser viajero que turista o extranjero.

Nuala -

Esto explica también que hablemos idiomas diferentes y no nos entendamos.

Y de una idea a otra, he pensado en el significado de hacer turismo, y he recordado aquello de "masturbarse está bien, pero follando se conoce a gente". Ejem.

Nuala -

Yo soy un país pequeñito de esos que nadie sabe donde están. O que ni siquiera existen ya. Birmania, por ejemplo. Un refugio para terroristas emocionales a quienes nadie reclama en otro país. Por eso unna vez que se asientan es tan difícil extraditarles o darles pasaporte. No se dejan, los muy mamones. Aquí fumar les sale barato.

maray -

y tambien hay algunos dias en que te sentis un pais de tercer mundo, oprimido, miserable...y dentro de ti una revuelta se agiganta y empezás a crear ejercitos de libertacion nacional en tus entrañas....estos dias son duros, che!!

Exagerada -

Esto lo dices por prescrición facultativa?

la sombrilla insolada -

Yo me sumo al abordaje! que me habéis emocionado!!!

nadie -

E incluso dejarse invadir!!!!!!

(V) -

incluso invadirlo!!

nadie -

Es verdad, Sombrilla. No lo había pensado. También puedes emigrar hacia otra persona. Pero en ese caso sigues siendo extranjero. Por un tiempo al menos. Luego vas absorbiendo las costumbres locales de tu nuevo país-persona y cuando finalmente te has adaptado ya no sabes ni quien eres ni de donde vienes. Aunque eso no tiene porque ser necesariamente malo... No sé.
Ahora que lo pienso en las relaciones con los otros también existen por ejemplo el turismo de aventura, los cruceros de lujo, los viajes de estudios, los exilios...

la sombrilla insolada -

A mí a veces me apetece emigrar de mí misma e instalarme en otro. Pero como dice mi madre "conoce primero lo que tienes cerca y dedícate a salir fuera después"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres