Blogia
. . .

Hace unos años transitaba yo tranquilamente por una calle X cuando un agente de la ley me dijo muy educadamente que lo tenía que acompañar. No me pidió la documentación, ni me puso contra la pared, ni nada.
- Serán sólo unos minutos. Haga el favor de acompañarme.
Pues allá fuimos. De camino a la Comisaría mi mente recorría todo mi pasado en busca de posibles delitos cometidos y, sobretodo, de pistas que pudiera haber dejado.
No voy a cometer aquí la torpeza de enumerar la lista de mis pecadillos, pero francamente no encontraba ningún motivo lo suficientemente grave para estar en busca y captura. Tal vez algún pequeño daño a la propiedad privada, o algún insignificante delito informático…no s酿la posesión de pornografía es delito? ¿y la zoofilia?… No…No puede ser.
Yo-no-fui-nadie-me-ha-visto-no-puedes-probarlo iba repitiendo para mi mismo en el coche patrulla, como un mantra, hasta que llegamos a la comisaría del distrito. Allí, muy amablemente, pero sin mediar palabra, me hicieron pasar a un despacho con otros dos tíos. Luego llegaron otros dos y un rato después otro más, éste escoltado por dos guardias. Finalmente nos hicieron pasar a todos a otra sala, ponernos en fila y mirar hacia un cristal. Entonces los guardias que acompañaban al último sospechoso abandonaron el lugar.
Por fin entendí. Joder joder joder joder joder joder ¡Jooooooooooooooo deeeeeeeeerrr! Estaba en una puta rueda de identificación, como en las películas. En el espejo yo miraba nuestros caretos y pensaba ¡Hostias! ¡Que cara de sospechoso tengo! ¡Tenía que haberme afeitado esta mañana! Tengo cara de ladrón, es más, tengo cara de ladrón y de pervertido… de ladrón-violador-pervertido y terrorista…todo junto. ¡Mierda! ¡¡Necesito una coartada!!
- Que avance el número 3.
¿Eh? De tan fuerte como me latía el corazón casi no pude escuchar el número, pero el que estaba a mi lado dio un paso al frente.
- Muy bien. Retroceda número 3…Ahora el número 6, Adelante.
Menos mal, ése tampoco soy yo. Pasó un rato, silencio absoluto, finalmente sonó un timbre, se abrieron las puertas, entraron los guardias y ya está.

Me preguntaron si necesitaba un comprobante para el trabajo, o algo, y dije que si, por supuesto. Aunque en aquella época yo esta en el paro.

REALIDAD: 92%
ABSTRACCIÓN: 8%
SIMBOLISMO: 0%

...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

venganza morena -

jOder!,
qué cOño haBría PasaDo para qUe tE escOgieRan pOr La cAlle entRe miLlonEs dE serEs humanos, A que viOladOr te pAreceràs, a qUe asesino, a que MafiOsO, a que cAnibal, a que mAltrAtador, a quE desTripaDor dE putAs, a qUe PederAsta, a qUe laDrón de gAsoliNeras... ayyyy, diOs miO piEnsalo, hAy uN hijO dE pUtA EnfeRmo en el MunDo qUe Se pAreCe a NADIE. yo Si fuera tú No viViria traNquilO.

Nepomuk -

A ver...pero aclaremos una cosa...¿era en la época en la que aún estaba vigente la ley de vagos y maleantes? porque seguro que usted ya gasta unos añitos ¿eeeeeeeeeeh?
(Nepomuk melaestoybuscando)

gregoriok -

A mí un policía nacional me detuvo por la calle cuando mi aspecto era similar al de cualquier joven radical (ahora no soy joven ni radical) y cuando, al registrarme la mochila, encontró un libro de filosofía, me preguntó, desde detrás de su casco: "eres platónico o presocrático".

nego -

muy bueno!
-yo le pondría un 100% de realidad- se lo vale

carlos -

qué bonito de lo del corazón o el hígado.

no hagas caso de mis comentarios sobre posts,... ¿pero a que te has puesto a sudar con este?

;)

*

carlos -

según se miré... ajummm, se mire qué, nadie... di, di, di... y no moires para otro lado que te estoy viendo.

jajajaaja

*

maray -

no te amofines. Mirá que en las peliculas, nosotras, las mujeres de buen gusto, nos apasionamos más por los "bandidos". Ellos tienem más sal, más appeal, más..no sé que..

Nuala -

Na, las fuerzas del orden que están fatal. Y desayunan orujo.

monica -

ya, eso le suele pasar a la gente que está en paro...

Patton -

Yo creo que no me hubiese conformado con un justificante...dame pasta "madero" que mi tiempo vale dinero.

nadie -

Eso habla muy mal del guardia o muy bien de tu culo. Según se mire.

Nuala -

jajajajaja sisisisi ¡menos mal, no me pasa sólo a mí!.

Aunque no hayamos hecho nada malo, en cuanto nos ponen bajo el punto de mira (o creemos que lo hacen) empezamos a comportarnos como si fuéramos culpables de algo (total, algo habremos hecho alguna vez). Yo cuando empieza a seguirme un guarda de seguridad me comporto como Bin Laden. Lo cojonudo del asunto es que al final sólo me sigue para mirarme el culo. :D

Y suspiras con alivio al salir por la puerta y ver que no se dispara la alarma. Miedos irracionales.

Sístole y diástole. Eso me trae ecos de Lagartija Nick. Y de más cosas. :)

nadie -

¿Eras tu Wilbur? No te había reconocido... es que me llevabas unas pintas...

Ella y su orgía -

Desde luego, lo que no te pase a ti. Y mira el amigo Wilbur. No me extraña que quedéis los fines de semana para pescar florecillas y algo más.

wilbur mercer -

A mí me vas a contar... El número 6 era yo.

nadie -

Esto para que el amigo Spica no diga que no me curro los post.
Que esto lleva un ritmo, oiga.
A veces mucho y a veces poco. Sístole y diástole. Soy como el corazón del la blogoesfera. O el hígado, yo que se.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres